Comunicado

El próximo martes 19 de enero, el fotoperiodista Raúl Capín, colaborador del Diario Independiente Digital (DID) y Mundo Obrero, será juzgado por el delito de atentado a la autoridad con petición de dos años de prisión. Según el auto, los hechos se produjeron mientras realizaba su función documental en la manifestación 23 de febrero de 2013, “Mareas Ciudadanas”.

Dos meses después, el 22 de mayo del 2013, dos policías uniformados y tres vestidos de civil se presentaron en su domicilio con los rostros tapados e informaron a Raúl Capín de que estaba detenido. No dieron más explicaciones. Ese mismo día detuvieron también en su domicilio al fotoperiodista Adolfo Luján.

Tras salir de la comisaría, Raúl comentó: “Fue bastante vergonzoso encontrarme con vecinos mientras me llevaban, aunque estaba tranquilo, porque tengo la conciencia tranquila.”

Antes de la detención, los diarios El Mundo y La Razón llevaron a sus portadas, en una burda manipulación mediática, imágenes del escrache de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en el domicilio del presidente del Congreso, Jesús Posada, en las que aparecía Raúl, al que identificaron como manifestante y no como periodista. Siguiendo esta mentirosa tendencia periodística, un artículo del ABC, fechado el 17 de abril del 2013 y firmado por Carlos Hidalgo, mostró tres fotografías pixeladas de Raúl junto a otros fotoperiodistas cuyas imágenes no pixeló y las acompañó de esta afirmación: “la policía investiga a radicales de izquierda que participan en manifestaciones y protestas callejeras escudándose tras falsas credenciales de periodistas”. http://2.bp.blogspot.com/-5bYf7SPqu8o/UZ386y-oKvI/AAAAAAAAFOs/VvT6QNbaOHg/s1600/l9NzSE4.jpg))

Entendemos que estos hechos tienen una única intencionalidad y no es otra que la de perseguir y juzgar a aquellos periodistas independientes que informan de las realidades sociales que afectan y molestan directamente al poder. Ese poder que no tiene capacidad de controlar los pasos y los trabajos de éstos y, por lo tanto, necesita de medidas represivas y de coerción, ya sean policiales o judiciales, para callar su voz y material gráfico.

Por lo tanto, el día del juicio os esperamos para apoyar a Raúl, y no solo a él, sino también a todas aquellas personas que se ven obligadas, tanto por su trabajo como por su activismo, a pasar por una sala de los juzgados, con todo lo que ello conlleva.

El inicio de las sesiones del juicio oral tendrá lugar en los juzgados de lo Penal, C/ Julián Camarillo, 11, 4º. Convocamos a todas las personas que quieran acudir en las puertas del juzgado a las 10 am.

¡Os esperamos a todas!